miércoles, 13 de mayo de 2009

"Crucero de verano" (Summer Crossing), Truman Capote.


Detrás de la increíble historia de su manuscrito, se esconde la novela misma. Situada en la década del ´40, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, “Crucero de verano” cuenta la historia de Grady McNeil (algo así como un boceto de Holly Golightly, el personaje principal de “Desayuno en Tiffany´s”, un clásico de Capote), una joven de diecisiete años de clase acomodada que persuade a sus padres para que la dejen quedarse sola en su piso del Central Park, mientras ellos realizan un crucero de verano. Si bien al principio su pedido no suena peligroso, poco a poco Capote nos va mostrando que detrás de ese grito de independencia propio de la adolescencia, se oculta un secreto. Es que Grady se ha enamorado de Clyde Manzer, un joven judío veterano de guerra y de clase media baja, que representa el tipo de muchacho que su familia jamás aprobaría. Y aunque los une un amor apasionado y aparentemente inocuo, profundas diferencias se interponen entre ellos.
Nota: Regalo de mi mum en mi graduación. Quedé enamorada de este autor desde que vi la película Historia de un crimen. Leyendo esta novela, me gustó todavía más.

2 comentarios:

Malagueño dijo...

Por favor, no hay que olvidar a Julio Cortázar. Si en alguna oportunidad puedes leer al cronopio mayor, seguro será una experiencia!

Lna dijo...

Te refieres a uno de sus cuentos de Historias de cronopios y de famas? No creo que haya leído nada de él pero lo tendré en cuenta. Muchas gracias.